Archivo de la categoría: Privacidad Internet

Anonymox

logo

Esta herramienta modifica nuestra IP visible, número que nos identifica de forma única en Internet y la sustituye por otra. Es un sistema que nos permite la navegación anónima a la vista de las páginas Web que visitamos. También permite saltar restricciones, páginas bloqueadas geográficamente o censuradas por administradores y que nos bloquean al conocer nuestra IP. Este complemento o extensión es válido tanto para Firefox como Chrome.

https://addons.mozilla.org/es/firefox/addon/anonymox/

http://www.anonymox.net/

Anuncios

PirateBrowser

pirate-browser-1

PirateBrowser es un paquete de paquete del cliente Tor (Vidalia) y navegador FireFox Portable (con foxyproxy addon) y algunas configuraciones personalizadas que permite burlar la censura que algunos países como Irán, Corea del norte, Reino Unido, los Países Bajos, Bélgica, Finlandia, Dinamarca, Italia e Irlanda se imponen a sus ciudadanos.

Limitaciones:
Tenga en cuenta que tu navegador te puede advertir que la descarga no es segura.

De los creadores de https://thepiratebay.sx/

http://piratebrowser.com/

Ghostery

A medida que navegamos por Internet más y más programas rastrean nuestros pasos para conocer mejor nuestras costumbres, siendo una información excelente para ofrecer publicidad personalizada, por ejemplo.

La información que se guarda o se recoge suele hacerse de forma invisible para el usuario, algo que en ghostery no quieren que sea así.

Se trata de un programa que, después de instalado, nos avisa sobre los sitios web que están intentando guardar o leer datos en nuestro disco duro, ofreciendo la posibilidad de bloquear dicho acceso.

http://www.ghostery.com/

Do Not Track Plus

Es una extensión para los navegadores Chrome, Internet Explorer, Firefox y Safari, que protege nuestra privacidad, por lo tanto refuerza la seguridad y nos permite saber de inmediato cuando algún sitio web está enviando tus datos de navegación a sus servidores o a los de otros servicios.

Especialmente las empresas de marketing son las más interesadas en reunir y procesar este tipo de información para, por ejemplo, ofrecernos publicidades de hoteles, vuelos o cualquier tipo de productos mientras casualmente navegamos la red en busca de ese tipo de información o lo hemos hecho unos minutos atrás. Así, queda claro que el usuario es el eslabón más indefenso en la cadena, a pesar de ser el que debiera tener el control de cuando y con quien comparte su información, y por eso se vuelve imperativo utilizar alguna solución de este tipo.

Pero además de bloquear todos los intentos de reunir nuestra información, un aspecto interesante de Do Not Track Plus es que los botones sociales, como el “Me Gusta” de Facebook o el +1 de Google, siguen funcionando y seremos nosotros quienes autoricemos (o no) su uso, algo que lamentablemente deberemos hacer cada vez, pero es el precio a pagar por mejorar nuestra seguridad.

Es muy interesante esta extensión porque además permite que tomemos conciencia  de como sale información nuestra sin que de otra forma no nos demos cuenta. Por cada sitio que visitamos hay un promedio de 10 a 15 señales de rastreo que son bloqueadas, eso es mucha información sin que nunca nadie nos haya advertido claramente que pasa cuando visitamos un sitio. Veras en Chrome un icono cerca de la llave de mecánico, pulsando en el veremos las señales de rastreo bloqueadas por cada pestaña o sitio, después de un día de uso pensaras mas seriamente en la privacidad.

Hay que tener en cuenta que esta es una extensión para mejorar nuestra privacidad, y nada tiene que ver con las que bloquean contenidos Flash por lo cual es perfectamente normal que aunque la hayamos instalado sigamos viendo las publicidades de tipo Flash en varios sitios web.

http://www.abine.com/dntdetail.php

Disconnect

Mientras navegamos en la red, muchos sitios web espían nuestras actividades, rastrean nuestros movimientos y comparten la información obtenida sin nuestro consentimiento. Empresas como Facebook, Google y Twitter, entre muchas otras, llevan a cabo estas prácticas; pero gracias a Disconnect, es posible detenerlos.

Disconnect es una pequeña y útil extensión para el navegador, que nos permite tomar el control de nuestra privacidad, bloqueando el acceso a rastreadores de terceras partes relacionados con Facebook, Google, Twitter, Digg y Yahoo.

La extensión se encuentra disponible para los navegadores Firefox, Chrome y Safari, además ofrece 4 “sabores”: Facebook disconnect, Google disconnect, Twitter disconnect, cada una diseñada para bloquear el acceso al sitio correspondiente. La cuarta opción incluye a todos los sitios en una sola extensión, y nos da la oportunidad de bloquear/desbloquear de forma selectiva, uno o varios de ellos, de manera simultánea.

https://disconnect.me/

Buscadores que protegen privacidad

A partir de este jueves, 1 de marzo, ya es efectiva la nueva y polémica política de privacidad de Google. Desde Google quieren recordar que la experiencia con los productos de la compañía sigue siendo la misma a la que el usuario ya está acostumbrado, con lo mismos controles.

   Después de la polémica surgida estas últimas semanas por la nueva política de privacidad de la compañía Google, el gigante de Mountain View ya la ha hecho oficial. Justifica estos cambios afirmando que con el tiempo “van a ser capaces de mejorar sus productos de manera que a ayuden a sus usuarios a sacar el máximo provecho de la web”.

Analicemos los principales puntos del nuevo texto:

– Facultada para recolectar información de todo tipo. Sin llegar a concretar qué información se almacena sobre los usuarios y como se recoge, la compañía del buscador indica que no solamente se guardará la información que el usuario indique explícitamente a la compañía rellenando los formularios de inscripción a su servicio, si no que también almacenará datos sobre el comportamiento online de este, como por ejemplo ante qué contenidos publicitarios reacciona o a qué páginas web se dirige. También coleccionará información sobre el aparato desde el cual nos conectamos, tal como el número de serie u otros identificadores unívocos, la versión del sistema operativo, o el número de teléfono en caso de móviles y smartphones.
La información de geolocalización mediante datos recogidos del GPS del terminal o de la localización de los puntos de acceso Wi-Fi a los cuales nos conectemos, también será susceptible de ser almacenada y procesada por Google.

– Hasta información personal. Uno de los puntos detalla explícitamente que “podremos recoger y guardar información (incluyendo la personal) localizada en su dispositivo utilizando mecanismos como el almacenamiento del navegador web [Nota de traducción: browser web storage] (incluyendo HTML 5) y cachés de datos de las aplicaciones”. Este punto podría llegar a facultar a la compañía a copiar datos generados por aplicaciones de sus rivales comerciales, aunque no a alterarlos, amparándose en que son datos personales del usuario a los cuales ha accedido a dar permiso para que sean accedidos.

– Nuestros datos, fuera de nuestro país. Google advierte que los datos que recolecte de nosotros pueden ser almacenados y procesados en servidores residentes fuera de las fronteras de nuestro país y, por lo tanto, también sujetos a legislaciones diferentes. Esto ya venía pasando hasta ahora.

– Pero ¿respetuosa con la privacidad? Pese a los dos puntos anteriores, la misma compañía indica que no va a recolectar información sobre hábitos religiosos, sexuales u otra información sensible de carácter personal.

– Consistencia de nombres de usuario. En caso de disponer de diversos usernames (nombres de usuario) para acceder a los distintos servicios online que ofrece la compañía de Mountain View, pero todos ellos asociados a una única cuenta de Google, la compañía se reserva el derecho de modificar algunos de estos nombres de usuario para mantener consistencia en todos los servicios. Es aconsejable revisar este punto antes de que Google lo haga por nosotros…

– Herramientas para facilitarnos el control de nuestros datos. En el nuevo texto se explicitan las herramientas que la compañía pone a nuestra disposición para que podamos controlar qué información tiene Google  de nosotros y como la gestiona.

– ¿No sin nuestro permiso?. Google no facilitará información nuestra a una tercera parte sin nuestro permiso explícito, con la excepción de si utilizamos cuentas Google alojadas en dominios externos a la compañía de Mountain View, en cuyo caso los administradores de nuestro dominio también tendrán acceso a los datos. También se marca una excepción con terceras partes “confiables” o afiliados manteniendo unas determinadas medidas de privacidad. En otras casuísticas muy determinadas, privacidad también puede compartir nuestra información. Al fin, resulta que la puede compartir en un buen número de casos…

Pese a que obviamente Google se esfuerza por vender esta nueva política de privacidad como una herramienta que posibilita la mejora de sus servicios a través del estudio de los datos obtenidos, el texto cuadra perfectamente con las exigencias legales que el gobierno de los Estados Unidos pone a los proveedores de servicios online para operar en el país.

Para determinados productos como Chrome y Chrome OS, Books y Wallet, la compañía añade una serie de cláusulas específicas, necesarias por su naturaleza.

De esta manera os dejo varios buscadores que protegen nuestra privacidad.

https://duckduckgo.com/

http://www.cuil.com.es/

http://es.ask.com/

https://ixquick.com/