Buscadores que protegen privacidad

A partir de este jueves, 1 de marzo, ya es efectiva la nueva y polémica política de privacidad de Google. Desde Google quieren recordar que la experiencia con los productos de la compañía sigue siendo la misma a la que el usuario ya está acostumbrado, con lo mismos controles.

   Después de la polémica surgida estas últimas semanas por la nueva política de privacidad de la compañía Google, el gigante de Mountain View ya la ha hecho oficial. Justifica estos cambios afirmando que con el tiempo “van a ser capaces de mejorar sus productos de manera que a ayuden a sus usuarios a sacar el máximo provecho de la web”.

Analicemos los principales puntos del nuevo texto:

– Facultada para recolectar información de todo tipo. Sin llegar a concretar qué información se almacena sobre los usuarios y como se recoge, la compañía del buscador indica que no solamente se guardará la información que el usuario indique explícitamente a la compañía rellenando los formularios de inscripción a su servicio, si no que también almacenará datos sobre el comportamiento online de este, como por ejemplo ante qué contenidos publicitarios reacciona o a qué páginas web se dirige. También coleccionará información sobre el aparato desde el cual nos conectamos, tal como el número de serie u otros identificadores unívocos, la versión del sistema operativo, o el número de teléfono en caso de móviles y smartphones.
La información de geolocalización mediante datos recogidos del GPS del terminal o de la localización de los puntos de acceso Wi-Fi a los cuales nos conectemos, también será susceptible de ser almacenada y procesada por Google.

– Hasta información personal. Uno de los puntos detalla explícitamente que “podremos recoger y guardar información (incluyendo la personal) localizada en su dispositivo utilizando mecanismos como el almacenamiento del navegador web [Nota de traducción: browser web storage] (incluyendo HTML 5) y cachés de datos de las aplicaciones”. Este punto podría llegar a facultar a la compañía a copiar datos generados por aplicaciones de sus rivales comerciales, aunque no a alterarlos, amparándose en que son datos personales del usuario a los cuales ha accedido a dar permiso para que sean accedidos.

– Nuestros datos, fuera de nuestro país. Google advierte que los datos que recolecte de nosotros pueden ser almacenados y procesados en servidores residentes fuera de las fronteras de nuestro país y, por lo tanto, también sujetos a legislaciones diferentes. Esto ya venía pasando hasta ahora.

– Pero ¿respetuosa con la privacidad? Pese a los dos puntos anteriores, la misma compañía indica que no va a recolectar información sobre hábitos religiosos, sexuales u otra información sensible de carácter personal.

– Consistencia de nombres de usuario. En caso de disponer de diversos usernames (nombres de usuario) para acceder a los distintos servicios online que ofrece la compañía de Mountain View, pero todos ellos asociados a una única cuenta de Google, la compañía se reserva el derecho de modificar algunos de estos nombres de usuario para mantener consistencia en todos los servicios. Es aconsejable revisar este punto antes de que Google lo haga por nosotros…

– Herramientas para facilitarnos el control de nuestros datos. En el nuevo texto se explicitan las herramientas que la compañía pone a nuestra disposición para que podamos controlar qué información tiene Google  de nosotros y como la gestiona.

– ¿No sin nuestro permiso?. Google no facilitará información nuestra a una tercera parte sin nuestro permiso explícito, con la excepción de si utilizamos cuentas Google alojadas en dominios externos a la compañía de Mountain View, en cuyo caso los administradores de nuestro dominio también tendrán acceso a los datos. También se marca una excepción con terceras partes “confiables” o afiliados manteniendo unas determinadas medidas de privacidad. En otras casuísticas muy determinadas, privacidad también puede compartir nuestra información. Al fin, resulta que la puede compartir en un buen número de casos…

Pese a que obviamente Google se esfuerza por vender esta nueva política de privacidad como una herramienta que posibilita la mejora de sus servicios a través del estudio de los datos obtenidos, el texto cuadra perfectamente con las exigencias legales que el gobierno de los Estados Unidos pone a los proveedores de servicios online para operar en el país.

Para determinados productos como Chrome y Chrome OS, Books y Wallet, la compañía añade una serie de cláusulas específicas, necesarias por su naturaleza.

De esta manera os dejo varios buscadores que protegen nuestra privacidad.

https://duckduckgo.com/

http://www.cuil.com.es/

http://es.ask.com/

https://ixquick.com/

Publicado el 01/03/2012 en Internet, Páginas útiles, Privacidad Internet. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Sólo se aprobarán comentarios en español y que no contengan spam (y que se refieran a la entrada publicada)

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: